<—– Venimos de aquí (Parte I)

Me compré una peluca y la verdad es que por muy bien conseguidas que estén, obviamente tu te lo vas a notar y en mi caso, no me sentía nada a gusto con ella. A veces usaba pañuelos, pero salir a la calle con pañuelo era horrible, todo el mundo me miraba con cara de pena pensando que tenía cáncer y esa sensación la odiaba, porque no estaba enferma, al contrario, me sentía más viva que nunca.

Con Peluca 1
Con Peluca 2
Con Peluca 3

Bueno, pues decidí cambiar de médico y realmente fue lo mejor que hice, este médico me explicó absolutamente todo sobre la alopecia areata, me dijo que la medicación que estaba tomando no era la adecuada y que los corticoides en exceso provocan la caída del cabello, empecé otro tratamiento desde cero, con menos cantidad pero más fuerte y efectivo pero esta vez, sin nada de pelo en la cabeza, eso sí, lo pase bastante mal con el tratamiento, ya que como os he dicho, los corticoides son tan buenos como malos, me inflé como un globo se me cortó la regla, estuve sin regla casi 2 años así que mi cuerpo estaba del revés, cada X tiempo tenía que ir al médico para hacerme revisiones de vista, oído, análisis de sangre, ya que los corticoides te pueden acarrear enfermedades fuertes y graves.

Inflada

(Aquí podéis ver lo infladísima que estaba)

Después de unos meses en tratamiento, el pelo no salía así que el médico decidió mandarme un tratamiento en forma de loción para que me lo echara en la cabeza, no recuerdo cuál era su nombre pero para mi sorpresa, esa loción me provocó una alergia enorme y tenía la cabeza como quemada y con grietas, me dolía muchísimo, me picaba, tenía que dormir sentada porque no podía apoyar la cabeza y mi miedo era que si se me había quemado la cabeza el pelo lógicamente no iba a volver a salir, así que fueron semanas horribles, por suerte eso no pasó, pasó que el pelo empezó a salir con una fuerza increíble y muy deprisa.

Inicio crecimiento

A raíz de esa “quemadura” como ya he dicho, el pelo empezó a salir con muchísima fuerza y a gran velocidad hasta ahora, os parecerá una tontería, pero el primer día que yo me lavé mi propio pelo y me lo sequé, me emocioné muchísimo y fue una sensación increíble, después de dos años sin pelo, creo que ese fue el mejor momento de mi vida.

Crecimiento 1
Crecimiento 2
Crecimiento 3

Esta es la primera vez que hablo públicamente sobre mi enfermedad y no lo hacía porque me diese vergüenza ni nada por el estilo, simplemente no me gustaba hablar de ello porque cada vez que alguien me lo mencionaba rompía a llorar, pero hay una frase que me acompañará de por vida y de hecho me la tatué, y es que ¨ cuando puedas contar tu historia sin derramar lágrimas, sabrás que por dentro ya te curaste¨ y que verdad tan grande.

El cabello de Elena

<—– Leer Parte I

[Total: 3   Promedio: 5/5]

elenamg22

Ver sus posts

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Chikiyilla

Enamorada de la vida💕

Enviar vídeo o artículo

¿Te gustaría compartir tu creatividad con el mundo?.

Enviar vídeo o artículo